La laguna de La Coronada al microscopio

La Coronada es un pequeño pueblo situado en la provincia de Badajoz (España), en la comarca de La Serena, entre Villanueva y Campanario. Este pueblo cuenta con una pequeña laguna artificial, cuya creación data del siglo XVI. Una laguna es un pequeño humedal que, a la inversa, es como una pequeña isla rodeada de tierra por todas partes. En este blog, sin ánimos de ser ni parecer expertos, seguimos preferentemente la vida microscópica de la laguna. Las recogidas de agua, en distintos puntos de la laguna, son y fueron hechas por Chema Álvarez Rodríguez y sus dos hijos, Marco y Helio (tenían 10 y 5 años respectivamente cuando comenzaron su aventura biológica). Para consultas, comentarios, sugerencias o envíos, escribir a lagunacoronada@gmail.com.

Para ver los vídeos activar el audio: llevan música.

La laguna en el año 2004

La laguna en el 2004

La laguna en el  2013

La laguna en el 2013

Anuncios
Vídeo

Diatomea

También conocidas como algas silíceas, estas pequeñas cajitas de cristal son tan viejas como el mismo planeta Tierra. Son fáciles de encontrar en el plancton de la laguna. Las que que vemos aquí pertenecen al orden de las pennales, por su forma alargada semejante a un estuche de violín. Constan de dos partes esenciales: la epiteca (la parte de arriba de la cajita) y la hipoteca (la de abajo). Aunque las diatomeas son algas y carecen de flagelos para la movilidad, a menudo se desplazan mediante un curioso mecanismo, semejante al de los vehículos oruga, gracias a unas bandas de plasma que proporcionan el impulso necesario. Las diatomeas encontradas en la laguna de La Coronada son muy variadas, dentro de las pennales. Sin atrevernos a determinar claramente la clase de las que aquí aparecen (existen más de 10.000 tipos de diatomeas diferentes), podemos decir que abunda la Frustulia rhomboides.

 

 

Vídeo

Difflugia

Conocidas también como amebas testáceas o amebas con conchas. Disponen de conchas muy bonitas formadas por sustancia orgánica (generalmente proteína). En el caso de la Difflugia, como esta que vemos aquí, la concha (llamada loriga piriforme) puede estar formada por pequeños granos de arena o restos de diatomea. El contraste nos permite ver el caparazón granulado. Se desplaza mediante seudópodos a través del principio de “tracción tensora”. Este maravilloso ejemplar se encontraba en una recogida de plancton.

Referencias:

Streble, Heinze/ Krauter, Dieter, Atlas de los microorganismos de agua dulce, Ed. Omega.

Bellmann y otros, Invertebrados y organismos unicelulares, Blume.

Carátula diffligia

Vídeo

Planaria

Aquí vemos una planaria en plena puesta de huevos. Los turbelarios, como esta planaria, forman un grupo variado de gusanos planos. Este microorganismo tiene tracto digestivo, pero no ano. La boca se halla en la zona ventral, bien en la parte anterior, central o posterior.  Una de las capacidades de algunas planarias es que si se cortan se pueden regenerar a partir de cualquier fragmento, formando nuevos gusanos.
Los ojos, que aquí se ven en un primer plano, están formados por fosetas de células pigmentadas en las que sobresalen las células visuales.
Los turbelarios son hermafroditas, es decir, tienen reproducción asexual, pero en este caso cruzada. Se sitúan unos junto a otros y se intercambian los espermatozoides, que se guardan en una bolsa copuladora.
Una de las características más curiosa de las planarias es que son capaces de aprender y tienen memoria.  Se han hecho experimentos en los que se las situaba por segunda vez en laberintos ya recorridos y recordaban el camino hacia la salida.
Aquí vemos una planaria en el acto de poner un huevo, que suele colocar mediante racimos. El aparato sexual femenino cuenta con un germinario, que es donde se forman los huevos. Otras especies se desprenden de un fragmento de sí mismas que se autorregenera.

Referencias principales:Bellmann, Hausmann, Janke, Kremer, Schneider, Invertebrados y organismos unicelulares, Blume Editorial.

Streble, Krauter, Atlas de los Microorganismos de Agua Dulce, Editorial Omega. Campbell y Dawes, La gran enciclopedia de la vida acuática, Libsa Editorial.

Pincha en la imagen para ver el vídeo y activa el audio

 

 

 

Nauplius

Los nauplius son las crías de los Cyclops o estos mismos en un primer estadio larvario. La larva que sale del huevo pasa por seis estadios separados por sendas mudas. En este ejemplar se ven hasta seis ojos que, posteriormente, tras pasar otros seis estadios más hasta convertirse en copepodito y una muda final, se transformarán en un solo ojo, el ojo único que da nombre al  Cyclops (Cíclope). Las larvas nauplius, como se puede ver aquí, se desplazan a saltos, de forma muy rápida, casi imperceptible, para quedarse inmovilizadas durante segundos. Referencia: Nachtigall, Werner, Microscopia, Omega Editorial.

Nauplius. Pica en el vídeo y activa el audio

Vídeo

Cyclops

Los copépodos como éste son denominados también Cyclops (Cíclope) por su peculiaridad de poseer un único ojo. El Cyclops es el estado adulto de una larva nauplius, muestra que también podemos encontrar en la Laguna de La Coronada (ver el vídeo). En su estado larvario como nauplius llega a tener hasta seis ojos que se agrupan para crear este único. Los Cyclops son crustáceos muy fáciles de encontrar en cualquier charca. Las hembras, como ésta, se reconocen por los dos grandes paquetes de huevos que trasladan en la parte posterior del cuerpo. La vistosa coloración es producida por pequeñas gotas de aceite rojas, anaranjadas y azules del cuerpo adiposo, las cuales reducen el peso específico y aumentan la capacidad de flotación.

imagen_cyclopsj

Cyclops. Pica para ver el vídeo y activa el audio

Algas verdes

Las algas verdes que se muestran en esta gota de agua recogida de la laguna se asemejan al cielo repleto de estrellas y de sombras de nebulosas lejanas. Este tipo de algas, de las llamadas cocales (Orden Chlorococcales), abundan en la laguna. Son formas inmóviles, sin flagelos y rodeadas de una pared celular. Según el Atlas de microorganismos de agua dulce de Streble y Krauter, hay experimentos con las mismas que indican su alto valor depurativo. En el vídeo que mostramos aparace, también, algún que otro paramecio que flota al son de la música perdido entre las estrellas. Referencia principal: Streble, Krauter, Atlas de los Microorganismos de Agua Dulce, Editorial Omega

Laguna de La Coronada Chema Álvarez

Algas verdes. Pica para ver el vídeo

Alga enredada

Alga quisiera ser, alga enredada,
en lo más suave de tu pantorrilla.
Soplo de brisa contra tu mejilla.
Arena leve bajo tu pisada.

Agua quisiera ser, agua salada
cuando corres desnuda hacia la orilla.
Sol recortando en sombra tu sencilla
silueta virgen de recién bañada.

Todo quisiera ser, indefinido,
en torno a ti: paisaje, luz, ambiente,
gaviota, cielo, nave, vela, viento…

Caracola que acercas a tu oído,
para poder reunir, tímidamente,
con el rumor del mar, mi sentimiento.

Ángel González, poeta (1925-2008). De Poemas, edición del autor, Cátedra, 1998.

 

Amebas

Las amebas son protozoos rizópodos, caracterizados por emitir pseudópodos. En definitiva, como se afirma en el Atlas de Streble, son células desnudas, carentes de envoltura, que cambian continuamente de forma. El biólogo norteamericano John Bonner (1920), el mayor experto mundial en amebas, habla de la “inteligencia” social de las amebas. Aparte de que pueden desplazarse de un modo exacto hacia la luz, lads amebas pasan de ser organismos individuales a sociales. A veces se unen más de 100.00 amebas (incluso un millón) entre sí, de modo que forman un único organismo. Los pseudópodos, cuyo significado es el de “falsos pies”, no sirven sólo para el desplazamiento, sino también para la captura de alimento. Las amebas rodean a sus presas con los pseudópodos mediante el procedimiento que conocemos como fagocitosis, aislándolo en las llamadas vacuolas. Aqui podemos observar dicho procedimiento en algunas amebas de la laguna de La Coronada. La observación se ha realizado mediante objetivo de inmersión, usando aceite de cedro, lo cual permite alcanzar los 1000 aumentos, de ahí la distorsión de la imagen. Referencia principal: John T. Bonner, The Evolution of Multicellular Development, Princeton University Press.

Ameba. Pica para ver el vídeo

Ameba. Pica para ver el vídeo

Anabaena

Alga de filamentos rectos, de vida libre. Heterocistes y acinetos originados en puntos distintos. En el Atlas de Streble y Krauter podemos leer que las algas son plantas de organización sencilla; comprenden formas unicelulares, formas coloniales y también numerosas formas pluricelulares. Todas ellas poseen plástidos, es decir corpúsculos capaces de dividirse que contienen los pigmentos asiimiladores. Este tipo de algas son, posiblemente, las plantas fotoautótrofas (sintetizan compuestos orgánicos a partir de substancias inorgánicas gracias a la luz) más antiguas que existen. Estos vegetales son, como afirma Richard Dawkins en “El cuento del antepasado”, los verdaderos señotres de la vida: la vida podría proseguir perfectamente sin los animales y sin los hongos, pero si suprimiéramos las plantas, cesaría al instante. Referencia principal: Streble y Krauter, Atlas de los Microrganismos de Agua Dulce, Ediciones Omega.

Anabaena. Pica para ver el vídeo

Anabaena. Pica para ver el vídeo

Anélido

Los anélidos abarcan más de 17.000 especies. Tienen su origen en el mar, pero disponen de una variedad de nichos, logrando poblar diversos ecositemas de agua dulce y terrestre. Presentan, en ocasiones, un cuerpo segmentado, en el que cada segmento constituye una pequeña unidad morfológica que desarrolla unas funciones muy específicas en el ambiente en que se desarrolla. El aparato digestivo se extiende desde la boca hasta el ano. Esta peculiaridad tan común a los deuteróstomos (deuteróstomo significa “la boca en segundo lugar”, frente a los protóstomos, “la boca en primer lugar”, clasificación que tiene que ver con el desarrollo embriológico de la especie), convierte a los anélidos, en cierto modo, en nuestros antepasados, con los que estamos estrechamente relacionados. Referencia principal: Bellmann, Hausmann, Janke, Kremer, Schneider, Invertebrados y organismos unicelulares, Editorial Blume.

Anélido. Pica para ver el vídeo

Anélido. Pica para ver el vídeo

Barquero de agua

Corixa punctata. También conocido como “cigarra de agua” o “chinche barquero”. Apenas mide dos o tres milímetros.  Vive en el fondo de la laguna, agarrado a las plantas, dado que su escaso peso le hace flotar hasta la superficie, a donde acude para tomar aire. Puede iniciar su vuelo directamente desde el agua. Se le considera el animal más ruidoso del mundo (si es que hay alguno más ruidoso que el ser humano). En primavera el macho sale del agua y atrae a su pareja frotando el pene contra el abdomen. El ruido que hace alcanza hasta los 99,2 decibelios (un tren de mercancía hace un ruido de 80 decibelios). Comen algas en crecimiento, que separan de la base con sus patas o succionan directamente con la boca.Referencia: Reichholdf-Riehm, Helgard, Insectos y arácnidos, Guías de Naturaleza Blume.

Barquero de agua

Barquero de agua. Pica para ver el vídeo

Ostrácodo

Animalillos bivalvos, con una concha muy calcificada, que cubre por completo el cuerpo, con siete pares de extremidades (anténulas, antenas, mandíbulas con palpos, primeras maxilas, segundas maxilas, primer y segundo par de patas motrices). Nadan de manera continuada, y no a saltos. Viven en el fondo de la laguna y comen de todo, según la especie: animales muertos, hojas, algas, detritus y diatomeas. La mayoría de las especies de ostrácodos pueden sobrevivir durante largo tiempo en las charcas que se han secado o helado. Sus conchas se han conservado fosilizadas desde hace millones de años. Referencia: Streble y Krauter, Atlas de Microorganismos de Agua Dulce, Ediciones Omega.

Ostrácodo. Pica para ver el vídeo

Ostrácodo. Pica para ver el vídeo

Euglenas

Células muy móviles, de vida libre. El núcleo, condendado en el centro, muestra en la interfase cromosomas condensados. Cuentan con dos flagelos, uno grande y móvil y otro pequeño e inactivo. Un fotorreceptor en la base del flagelo locomotor les permite orientarse hacia la luz. Su reproducción es de forma asexual, mediante división en dos células (mitosis). Se alimentan mediante fagocitosis de bacterias y de algas monocelulares. Aquí vemos dos tipos distintos, una pasiva y otra activa. Referencia principal: Curtis, Barnes, Schnek y Flores, Invitación a la biología, sexta edición, Editorial médica Panamericana.

Euglena. Pica para ver el vídeo

Euglena. Pica para ver el vídeo

Paramecios

Los paramecios son protozoos típicos representantes del grupo de los Ciliados. Viven libremente en las aguas dulces (tan sólo una especie vive en el mar). Carecen de flagelos y se desplazan rotando sobre sí mismos, sobre su eje longitudinal. Se alimentan de partículas en suspensión que atacan provocando corrientes de agua mediante el movimiento de sus cilios, que actúan como pestañas vibrátiles. Aquí podemos ver uno alimentándose y otro paciendo tranquilamente sobre un prado de vorticelas.

Paramecio. Picar en el vídeo

Paramecio. Picar en el vídeo

 

Rotífero

Literalmente el nombre rotífero significa “que lleva ruedas”. Se suelen encontrar sobre el musgo húmedo y es uno de los microorganismos más apasionantes y atractivos que existen. Mide apenas medio milímetro y su cuerpo se puede distinguir perfectamente en tres partes; cabeza (sección cefálica), tórax (sección torácica) y pies (pedia). En la cabeza tiene dos órganos rotatorios compuestos por cilios que logran atraer la comida. Posee un mástax, es decir, un estómago  maticador que se asemeja a dos bocas (aquí lo podemos ver muy bien en acción). Decimos que es uno de los organismos más apasionamntes porque cuenta con una caracterñsitica especial; su reproducción es asexual, es decir, todos los ejemplares (del orden de los Bdelloidea, como el que aparece aquí) son hembras y prescinden del macho para la reproducción. Se reproducen, en consecuencia, mediante partenogénesis, es decir, las madres se clonan a sí mismas para producir hijas. De hecho, aún no se ha descubierto ningún macho de este orden, lo cual permite pensar que no existen.

La clonación como modo de reproducción sin sexo es común en nuestro planeta. la utilizan miles de millones de organismos, desde las levaduras hasta los gusanos que regeneran partes de sí mismos hasta formar organismos completos. Lo realmente especial en este rotífero es el éxito evolutivo de dicha reproducción asexual, dado que a lo largo de la evolución dicho sistema suele tender a desaparecer en las especies. Sin embargo y según lo que sabe, los rotíferos bdelloidea han mantenido este sistema de clonación durante más de 80 millones de años.

El tiempo de vida de un rotífero es de, aproximadamente, una semana. El que vemos aquí, cuyos ojos y mástax se ven perfectamente, se aloja en el interior de un braquiópodo tal vez agonizante (posiblemente una Daphnia), cuya extremidad remueve cuando el rotífero trastea por su interior. Digno de ver.

Referencias: Judson, Olivia, Consultorio sexual para todas las especies. Introducción a la biología evolutiva del sexo, Editorial Ares y Mares.

Dawkins, Richard, El cuento del antepasado. Un viaje a los albores de la evolución, Editorial Antony Bosch.

Rotífero bdelloideo. Pica en el vídeo

Rotífero bdelloideo. Pica en el vídeo

Stentor

El Stentor es un eucarionte ciliado de color verde azulado. Al extenderse se muestra como una trompeta. En la parte superior del embudo tiene unas mebranelas cuyos cilios agita para atraer el agua e ingerirla, de donde toma su alimento. Se establecen en distintos tipos de sutratos que pueden abandonar en cualquier momento para flotar libremente. Es propio de aguas muy contaminadas, si bien aquí ha sido observado brotando de un pequeño cristal de botella rota sumergido en la orilla de la parte oeste de la laguna, en la zona más sucia de la misma. La segunda mitad del vídeo lo muestra en compañía de vorticelas.

Referencia: Curtis y otros, Invitación a la biología, sexta edición, Editorial Médica Panamericana.

Bellmann y otros, Invertebrados y organismos unicelulares, Editorial Blume

Stentor. Pica en el vídeo

Stentor. Pica en el vídeo

Vorticelas

La Vorticela es un microorganismo unicelular ciliado típico de agua con nutrientes. Cuenta con un pedúnculo contráctil con el que se fija al sustrato y acaba en una campánula con una corona de cilios, con los que crea una corriente mediante la que atrae a las bacterias de que se alimenta. Se asemeja a amapolas que flotan sobre prados de algas verdiamarillentas. Aquí podemos ver algunas alimentándose tranquilamente sobre el fondo de la laguna. Hacia el final del vídeo se observa la gran capacidad retráctil frente a cualquier estímulo: se contraen sobre si mismas en décimas de segundo.

Referencia: Streble y Krauter, Atlasde los Microorganismos de Agua Dulce, Ediciones Omega.

Vorticela. Pica para ver el vídeo

Vorticela. Pica para ver el vídeo

Tubifex

El Tubifex es un oligoqueto que adopta su pigmentación rojiza gracias a la hemoglobina contenida en la sangre. Tradicionalmente se les ha clasificado como pertenecientes al grupo de las lombrices de tierra. Viven medio enterrados en el fondo, en unas cavidades que fabrican y de las que sobresalen con la mitad del cuerpo, dando vertiginosas vueltas sobre sí mismos para agitar y renovar el agua de la cavidad. Se alimentan de restos en descomposición y se adaptan perfectamente a entornos escasos en oxígeno. Son propios de aguas muy contaminadas, si bien aquí han sido extraídos de una parte de las orillas más sucias de la laguna, donde existen numerosos vertidos residuales de basura, principalmente generada por los seres humanos. Lamentablemente, allí donde proliferan los gusanos de este tipo se reduce drásticamente la rica diversidad natural de lugar.En el primer vídeo podemos ver un Tubifex sobre el fondo de pizarra de la laguna, buscando refugio hasta que lo encuentra. En el segundo vemos otro Tubifex aislado sobre un vidrio de reloj.

Referencia: Sánchez García, MR y Hernández Díaz, CJ, Animales invertebrados. Evolución y diversidad, Editorial Santillana.

tubifex. Pica en el vídeo

Tubifex. Pica en el vídeo

Tubifex aislado. Pica para ver el vídeo.

Tubifex aislado. Pica para ver el vídeo.