Archivo de la categoría: Uncategorized

La laguna de La Coronada al microscopio

La Coronada es un pequeño pueblo situado en la provincia de Badajoz (España), en la comarca de La Serena, entre Villanueva y Campanario. Este pueblo cuenta con una pequeña laguna artificial, cuya creación data del siglo XVI. Una laguna es un pequeño humedal que, a la inversa, es como una pequeña isla rodeada de tierra por todas partes. En este blog, sin ánimos de ser ni parecer expertos, seguimos preferentemente la vida microscópica de la laguna. Las recogidas de agua, en distintos puntos de la laguna, son y fueron hechas por Chema Álvarez Rodríguez y sus dos hijos, Marco y Helio (tenían 10 y 5 años respectivamente cuando comenzaron su aventura biológica). Para consultas, comentarios, sugerencias o envíos, escribir a lagunacoronada@gmail.com.

Para ver los vídeos activar el audio: llevan música.

La laguna en el año 2004

La laguna en el 2004

La laguna en el  2013

La laguna en el 2013

Anuncios
Vídeo

Diatomea

También conocidas como algas silíceas, estas pequeñas cajitas de cristal son tan viejas como el mismo planeta Tierra. Son fáciles de encontrar en el plancton de la laguna. Las que que vemos aquí pertenecen al orden de las pennales, por su forma alargada semejante a un estuche de violín. Constan de dos partes esenciales: la epiteca (la parte de arriba de la cajita) y la hipoteca (la de abajo). Aunque las diatomeas son algas y carecen de flagelos para la movilidad, a menudo se desplazan mediante un curioso mecanismo, semejante al de los vehículos oruga, gracias a unas bandas de plasma que proporcionan el impulso necesario. Las diatomeas encontradas en la laguna de La Coronada son muy variadas, dentro de las pennales. Sin atrevernos a determinar claramente la clase de las que aquí aparecen (existen más de 10.000 tipos de diatomeas diferentes), podemos decir que abunda la Frustulia rhomboides.

 

 

Vídeo

Difflugia

Conocidas también como amebas testáceas o amebas con conchas. Disponen de conchas muy bonitas formadas por sustancia orgánica (generalmente proteína). En el caso de la Difflugia, como esta que vemos aquí, la concha (llamada loriga piriforme) puede estar formada por pequeños granos de arena o restos de diatomea. El contraste nos permite ver el caparazón granulado. Se desplaza mediante seudópodos a través del principio de “tracción tensora”. Este maravilloso ejemplar se encontraba en una recogida de plancton.

Referencias:

Streble, Heinze/ Krauter, Dieter, Atlas de los microorganismos de agua dulce, Ed. Omega.

Bellmann y otros, Invertebrados y organismos unicelulares, Blume.

Carátula diffligia

Vídeo

Planaria

Aquí vemos una planaria en plena puesta de huevos. Los turbelarios, como esta planaria, forman un grupo variado de gusanos planos. Este microorganismo tiene tracto digestivo, pero no ano. La boca se halla en la zona ventral, bien en la parte anterior, central o posterior.  Una de las capacidades de algunas planarias es que si se cortan se pueden regenerar a partir de cualquier fragmento, formando nuevos gusanos.
Los ojos, que aquí se ven en un primer plano, están formados por fosetas de células pigmentadas en las que sobresalen las células visuales.
Los turbelarios son hermafroditas, es decir, tienen reproducción asexual, pero en este caso cruzada. Se sitúan unos junto a otros y se intercambian los espermatozoides, que se guardan en una bolsa copuladora.
Una de las características más curiosa de las planarias es que son capaces de aprender y tienen memoria.  Se han hecho experimentos en los que se las situaba por segunda vez en laberintos ya recorridos y recordaban el camino hacia la salida.
Aquí vemos una planaria en el acto de poner un huevo, que suele colocar mediante racimos. El aparato sexual femenino cuenta con un germinario, que es donde se forman los huevos. Otras especies se desprenden de un fragmento de sí mismas que se autorregenera.

Referencias principales:Bellmann, Hausmann, Janke, Kremer, Schneider, Invertebrados y organismos unicelulares, Blume Editorial.

Streble, Krauter, Atlas de los Microorganismos de Agua Dulce, Editorial Omega. Campbell y Dawes, La gran enciclopedia de la vida acuática, Libsa Editorial.

Pincha en la imagen para ver el vídeo y activa el audio

 

 

 

Nauplius

Los nauplius son las crías de los Cyclops o estos mismos en un primer estadio larvario. La larva que sale del huevo pasa por seis estadios separados por sendas mudas. En este ejemplar se ven hasta seis ojos que, posteriormente, tras pasar otros seis estadios más hasta convertirse en copepodito y una muda final, se transformarán en un solo ojo, el ojo único que da nombre al  Cyclops (Cíclope). Las larvas nauplius, como se puede ver aquí, se desplazan a saltos, de forma muy rápida, casi imperceptible, para quedarse inmovilizadas durante segundos. Referencia: Nachtigall, Werner, Microscopia, Omega Editorial.

Nauplius. Pica en el vídeo y activa el audio

Vídeo

Cyclops

Los copépodos como éste son denominados también Cyclops (Cíclope) por su peculiaridad de poseer un único ojo. El Cyclops es el estado adulto de una larva nauplius, muestra que también podemos encontrar en la Laguna de La Coronada (ver el vídeo). En su estado larvario como nauplius llega a tener hasta seis ojos que se agrupan para crear este único. Los Cyclops son crustáceos muy fáciles de encontrar en cualquier charca. Las hembras, como ésta, se reconocen por los dos grandes paquetes de huevos que trasladan en la parte posterior del cuerpo. La vistosa coloración es producida por pequeñas gotas de aceite rojas, anaranjadas y azules del cuerpo adiposo, las cuales reducen el peso específico y aumentan la capacidad de flotación.

imagen_cyclopsj

Cyclops. Pica para ver el vídeo y activa el audio

Algas verdes

Las algas verdes que se muestran en esta gota de agua recogida de la laguna se asemejan al cielo repleto de estrellas y de sombras de nebulosas lejanas. Este tipo de algas, de las llamadas cocales (Orden Chlorococcales), abundan en la laguna. Son formas inmóviles, sin flagelos y rodeadas de una pared celular. Según el Atlas de microorganismos de agua dulce de Streble y Krauter, hay experimentos con las mismas que indican su alto valor depurativo. En el vídeo que mostramos aparace, también, algún que otro paramecio que flota al son de la música perdido entre las estrellas. Referencia principal: Streble, Krauter, Atlas de los Microorganismos de Agua Dulce, Editorial Omega

Laguna de La Coronada Chema Álvarez

Algas verdes. Pica para ver el vídeo

Alga enredada

Alga quisiera ser, alga enredada,
en lo más suave de tu pantorrilla.
Soplo de brisa contra tu mejilla.
Arena leve bajo tu pisada.

Agua quisiera ser, agua salada
cuando corres desnuda hacia la orilla.
Sol recortando en sombra tu sencilla
silueta virgen de recién bañada.

Todo quisiera ser, indefinido,
en torno a ti: paisaje, luz, ambiente,
gaviota, cielo, nave, vela, viento…

Caracola que acercas a tu oído,
para poder reunir, tímidamente,
con el rumor del mar, mi sentimiento.

Ángel González, poeta (1925-2008). De Poemas, edición del autor, Cátedra, 1998.